domingo, 16 de agosto de 2015

HUIDA DE LA PRISIÓN


Es un juego... ¿quién sabe? Yo puedo estar equivocado. Quizá no haya conseguido salir de la cárcel, tal vez solo estoy fingiendo... ¡Puede que sea el carcelero! Nadie puede estar jamás seguro de ello. De modo que se trata de una apuesta, es una confianza. La confianza siempre es una apuesta. 

Si una persona decide ante sí misma que no va a fumar y no se lo cuenta a nadie, existen noventa y nueve posibilidades entre cien de que fume. Pero una segunda persona decide que no fumará y va y se lo cuenta a todo el mundo... se dirige a todos los amigos y les dice que ha tomado la determinación de no fumar. Existe el noventa por ciento de posibilidades de que siga fumando. La tercera posibilidad es que se una a una sociedad de no fumadores en la que nadie fume. Entonces existe el noventa y nueve por ciento de que no vuelva a fumar. 

Gurdjieff solía decir que si quieres hacer algo, encuentra nuevos amigos con quienes poder hacerlo. Es como si estuvieras encerrado en una celda: quieres escapar, pero lograrlo solo será muy difícil. Si formas un grupo, las posibilidades serán mayores: puedes matar a los guardias... algo que te resultaría muy complicado solo. Puedes romper el muro... tarea que solo te sería muy ardua. Pero aún existe la posibilidad de que no tengas éxito, porque tu grupo será un grupo pequeño de desvalidos prisioneros. Las fuerzas que rigen en la cárcel son más grandes que tú. 

La tercera cosa, la mejor, es establecer contacto con personas que estén fuera, que ya sean libres, que no se encuentren en la cárcel, que te puedan proporcionar cosas, que te puedan ofrecer el mapa, sobornar a los guardias y llevarse de excursión al carcelero.

Extracto del libro:
DÍA A DÍA
Osho
Día 297
Fotografía tomada de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...