jueves, 6 de marzo de 2014

¡¡¡CELEBRA!!!


Las cosas pequeñas hay que celebrarlas... como beber té. La gente zen ha transformado este acto en una ceremonia. Es el ritual más hermoso que se ha desarrollado en el mundo. 

Hay, muchas religiones y han nacido muchos rituales, pero no hay nada como la ceremonia del té... algo tan sencillo como beber té, ¡pero celebrándolo! ¡Cocinar, pero celebrándolo! Solo tomar un baño... meterse en la bañera y celebrarlo, o estar bajo la ducha y celebrarlo. Son cosas pequeñas, pero si las celebras, el total de tus celebraciones es de lo que está compuesto Dios. Si me preguntas qué es Dios, responderé que la suma de todas tus celebraciones... celebraciones pequeñas y mundanas.

Llega un amigo y te toma la mano. No pierdas esa oportunidad... porque Dios ha llegado en la forma de esa mano, en la forma de ese amigo. A tu lado pasa un niño y ríe. No pierdas la oportunidad de reír con él, porque Dios ha reído a través de ese niño. Vas por la calle y te llega la fragancia de los campos. Detente un momento, siéntete agradecido, porque Dios se ha presentado como esa fragancia. Si uno puede celebrar momento a momento, la vida se torna religiosa, y no hay otra religión, no hay necesidad de ir a ningún templo. Allí donde estés está el templo, y todo lo que hagas es religión.

Extracto del libro:
DÍA A DÍA
Osho
Día 224

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...