lunes, 30 de diciembre de 2013

LA BELLEZA SURGE EN LA QUIETUD DE TU PRESENCIA


Se necesita presencia para tomar conciencia de la belleza, de la majestad, de la sacralidad de la naturaleza.

¿Has mirado alguna vez la infinitud del espacio en una noche clara, quedándote anonadado ante su absoluta quietud e inconcebible enormidad? ¿Has escuchado, realmente escuchado, el rumor de un arroyo de montaña en el bosque? ¿Y el sonido de un mirlo al atardecer un tranquilo día de verano?

Para tomar conciencia de este tipo de estímulos la mente tiene que estar serena. Tienes que abandonar momentáneamente tu equipaje personal de problemas, de pasado y de futuro, y todo tu conocimiento, porque, de no hacerlo, verás pero no verás y oirás pero no oirás. Tienes que estar totalmente presente.

MÁS ALLÁ DE LA BELLEZA DE LAS FORMAS EXTERNAS, hay otra cosa: algo innombrable, inefable, algo profundo, interno, la esencia sagrada. Donde y cuando quiera que encontramos algo bello, percibimos el brillo de esta esencia interna, que sólo se nos revela cuando estamos presentes.

¿Podría ocurrir que esta esencia innombrable y tu presencia fueran una única y misma cosa?

¿Estaría ahí si tú no estuvieras presente?

Profundiza en ello. Descúbrelo por ti mismo.

PRACTICANDO EL PODER DEL AHORA (extracto)
Enseñanzas, Meditaciones y Ejercicios Esenciales
Eckhart Tolle

2 comentarios:

  1. Creo que Eckhart Tolle es uno de los grandes "maestros" que tenemos en la actualida. Con pocos libros nos ha dado tanto! Sus libros son para leer y releer, enteros o a fragmentos, y el fragmento que hoy nos regalas es precioso, gracias por él.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Eli, compartimos el que Eckhart es un gran guía, en lo personal leerlo y seguirlo nos ha marcado....Un abrazo y gracias por estar presente en este espacio...

    ResponderEliminar

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...