viernes, 15 de junio de 2018

INTUICIÓN Y CREATIVIDAD


La varita del zahorí: intuición y creatividad .

Nunca olvides que sólo los peces muertos siguen la corriente.
Malcolm  Muggeridge

La creatividad es un don que poseen todos los seres humanos, probablemente las únicas criaturas de este planeta con capacidad para variar su rumbo a placer y dar forma a su destino.

Quienes conviven con animales domésticos a menudo comentan que éstos son previsibles y repiten cada día los mismos hábitos. La especie humana, en cambio, ha desarrollado una capacidad casi ilimitada para adaptarse al entorno y reinventar la propia vida, aunque a menudo no seamos conscientes de este poder.

La creatividad no es un coto reservado a los artistas y a los creativos publicitarios, aunque sus visiones nos ayudarán a ahondar en sus claves para lograr la prosperidad.

Toda persona es creativa desde su nacimiento. En su interior hay una fuente inagotable de ideas con las que modelar su propia realidad.

Michelangelo Buonarroti, el genio artístico del Renacimiento, explicaba la creatividad como un descubrimiento de algo que habita en nuestro interior. Para realizar una escultura, en su caso, afirmaba que la forma ya estaba dentro del bloque de mármol antes de que él empezara a trabajarla. La misión del artista es sólo quitar lo que sobra y liberar lo que ya estaba allí.

Del mismo modo, cualquier persona alberga en su seno las ideas que pueden cambiar su vida y subir a un peldaño superior. Lo único que debe hacer para «liberarlas» es aprender a manejar las herramientas que nos llevan hacia la esencia de nuestro poder creativo. Para ello vamos a recurrir a los profesionales de las factorías de ideas.

Resortes para la creatividad.

En su provocador ensayo Usted puede ser lo bueno que quiera ser, el prestigioso creativo Paul Arden da unas cuantas claves para desatar nuestra energía creativa. Partiendo de la base de que nuestra capacidad de generar ideas no tiene nada que ver con nuestro currículo académico, aconseja lo siguiente para modelar la propia vida:

  • Intenta alcanzar lo inalcanzable. Aspirar a metas que superen nuestras posibilidades es el motor creativo más eficaz que existe. Si piensas que eres incapaz de lograr algo, actúa en esa dirección para demostrar que era una falsa creencia.
  • No busques elogios, sino críticas. Si en vez de esperar una simple aprobación, preguntamos a personas de buen juicio: «¿Está todo bien? ¿Cómo puedo mejorarlo?», lograremos la excelencia.
  • Procura trabajar con los mejores. Los profesionales de primer nivel suelen ser gente obcecada y difícil, pero son los que nos permitirán dar un salto creativo más allá de nuestras fronteras.
  • No ocultes tus ideas. Puesto que acaparar ideas mina la propia energía, lo mejor es dejarlas fluir y compartirlas con los demás. Sólo así se convierten en una beneficiosa energía creativa.
  • Aprovecha esta oportunidad. Esperar a que nos venga la ocasión perfecta para conseguir algo puede conducir a la parálisis. Hay que poner todo el esfuerzo en aquello que uno tenga entre manos, sea grande o pequeño.
  • Disfruta de los errores. Creativamente hablando, acertar es aburrido y tiene el riesgo de que nos acomodemos en las viejas ideas. No nos permite aprender ni superarnos, porque es lo contrario de la originalidad.
  • No temas a las ideas absurdas. Para salir del atolladero a veces es necesario hacer lo contrario de lo que haríamos en condiciones normales. Es lo que también se llama «pensamiento lateral», es decir, la inspiración que brota del inconsciente.

Del libro:
El mapa del tesoro
Álex Rovira/
 Francesc Miralles
Fotografía tomada de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...