martes, 20 de febrero de 2018

CON LA LEY DE LA ATRACCIÓN NO BASTA


No esperes oportunidades extraordinarias. 
Aprovecha cualquier ocasión, por común que parezca, y hazla grande.
Los débiles esperan sus oportunidades; los fuertes las crean.
Orison Swett Marden

Toda crisis económica pone de manifiesto no sólo diferencias individuales en el modo de afrontar la adversidad, sino también diferencias colectivas que hacen que algunos países salgan rápidamente de la crisis, mientras que otros se hunden en la depresión general.

¿Dónde radica la diferencia entre unos y otros?

Volvemos a la actitud. Mientras la iniciativa y el movimiento forman parte del ADN de los estadounidenses, donde incluso el hecho de arruinarse tras un intento de negocio fallido se considera un mérito digno de reflejarse en el currículo, es más propio del carácter mediterráneo o latino bajar los brazos y esperar a que vuelvan los buenos tiempos. Siempre hay un culpable, además, al que podemos colgar el letrero de causante de la desgracia propia y ajena.

Desde esta pasividad esperan que termine la crisis, olvidando que es responsabilidad de cada persona cambiar sus circunstancias para lograr objetivos diferentes. Reaccionan a la depresión económica y a las dificultades con inmovilismo, cuando justamente en este escenario necesitamos movernos más rápido. Entre otras cosas, porque el río de la crisis baja siempre lleno de oportunidades.

En este sentido, muchas personas han entendido desde la óptica equivocada libros como El secreto. Si bien contienen todos ellos inspiraciones poderosas, es un error pensar que basta con desear algo para que venga a nosotros, una interpretación simplista que a veces se hace sobre la ley de la atracción.

No basta con desear ser millonario para que se derrame en nuestra casa el cuerno de la abundancia, igual que cuando nos enamorábamos de adolescentes, nuestra pasión no era garantía de que llegaríamos a ser correspondidos.

A lo largo de este libro veremos ejemplos de emprendedores que tuvieron una singularidad: no esperar a que la suerte los visitara. De la experiencia de todos ellos y de sus visiones vamos a extraer no pocas lecciones para nutrir nuestro camino.

Antes de pasar a la acción, sin embargo, vamos a examinar de dónde procede la «ley de la atracción» popularizada por Rondha Byrne y qué lecciones podemos extraer de ella.

En siguientes posts, publicamos damos seguimiento.

Del libro:
El mapa del tesoro
Álex Rovira/
    Francesc Miralles
Fotografía tomada de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...