martes, 28 de marzo de 2017

UN ACTOR EN EL MUNDO


Silencio 
Equilibrio integración 
Actuación 
Dicha interior 
Éxtasis

A dondequiera que te lleve, muévete como una nube; muévete con él y entrégate por completo al todo. Lo único que hay que re­cordar es la cuestión de los opuestos; el silen­cio, el equilibrio, la integración.

Dices que será difícil. Sí, lo será. Si eres ex­tremadamente feliz, será difícil en una familia patológica, y toda familia lo es. Será como si estuvieras obligado a vivir en un manicomio: será difícil porque todos allí estarán locos. En­tonces, ¿qué puedes hacer? Si te internan en un manicomio (tú no estás loco, como sí lo es­tán todos los demás), ¿qué harás? Si en verdad no estás loco, te comportarás en forma loca. Es el único camino sabio allí. Así, nadie llega a enterarse de que estás sano pues, si se llega­ran a enterar, habría problemas. En un mani­comio, un hombre verdaderamente sabio ac­tuará de modo más loco que lo que pueda ha­cerlo cualquier loco. Ése es el único estado se­guro en un sitio así.

Entonces, en esta vida, donde todo el mun­do está loco, ¿qué puedes hacer? Este planeta entero es un manicomio, un gran manicomio. Todo el mundo está enfermo, tiene patologías, es anormal, insano, ¿qué puedes hacer? ¡Actúa! Con la gente, cuando lo sientas, no trates de crear problemas cuando no es necesario; sólo actúa y disfruta de hacerlo. Con la gente, actúa. Por ti mis­mo, ponte loco de alegría. ¿Qué quiero decir? Quiero decir que, si alguien murió en el vecindario, ¿qué harás? ¿Ponerte loco de alegría allí? Si lo haces, te golpearán. Gime y llora, actúa bien, pues eso es lo que se requiere en toda la situa­ción patológica en la cual la muerte no se acepta, en la cual la muerte representa al mal. No le crees problemas a nadie. Si eres sabio, actúa; y actúa tan bien que nadie pueda llorar como tú. ¡Disfrútalo! Es algo interior. ¡Conviértelo en éxtasis! Pero para afuera, para la gente que te rodea, actúa bien.

Sé un actor en el mundo. Cuando eres un actor, no te preocupas, porque sabes que no es más que una actuación. La vida entera es un gran psico­drama. Sé allí un actor, y por dentro conserva tu dicha no egoísta.


Referencia:
El dios de todos (Osho)
Un camino espiritual para descubrir a Dios
Fotografía tomada de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...