martes, 13 de diciembre de 2016

EL PODER DEL PENSAMIENTO LÚDICO


Sin el pensamiento lúdico viviríamos atrapados en la desdicha. El humor obra como un agente de cambio de alto poder porque nos permite satirizar la vida y ver el lado tragicómico de nuestra existencia. Se opone a la solemnidad, la amargura, lo sombrío, lo sesudo, lo aburrido, lo circunspecto, lo encapsulado, lo perfeccionista, lo monótono, lo severo, es decir, a cualquier estilo de vida basado en la formalidad extrema. El pensamiento lúdico es una virtud alegre que siempre acompaña a la sabiduría. 

El pensamiento lúdico te permite: 

  • No tomarte tan en serio a ti mismo y ser menos engreído.
  • Vivir más, potenciar tu salud y mejorar tu calidad de vida.
  • No caer en la amargura y la monotonía. 
  • Fomentar tus procesos creativos. 
  • Incrementar tu curiosidad. 
  • Disminuir los «debería» y cualquier otra palabra que denote obligación y que te impida vivir alegremente.
  • Aprender a tomar distancia de tus problemas personales para verlos desde una nueva perspectiva.
  • Ser más optimista y dejar a un lado el pesimismo crónico.
  • Vencer el perfeccionismo y superar el miedo a equivocarte.
  • Ser más espontáneo y darte permiso para que tu yo se fortalezca.
  • Hacer del humor un estilo de vida más libre y satisfactorio.
  • Discriminar cuándo algo es verdaderamente importante y cuándo no lo es.

Extracto del libro:
El arte de ser flexible
Walter Riso
Fotografía tomada de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...