viernes, 3 de junio de 2016

PARA SER FLEXIBLE



• ¿No crees que hay alguna diferencia entre una alucinación y una demostración científica, entre una superstición y un conocimiento sistemático? ¿Tendrán la misma validez y credibilidad las explicaciones de un delirante que las de una persona racional? 

• Si te atrae el relativismo radical y el «todo vale», terminarás por meter en el mismo saco cualquier afirmación. Siento desilusionarte, pues la flexibilidad no asume que existan tantas verdades como gente, sencillamente porque LA VERDAD es una abstracción, un horizonte al cual apuntamos, quizá como una quimera o un deseo. En cambio, lo que sí puedes considerar como verdadero o falso son las proposiciones y los enunciados que las personas esgrimen sobre las cosas. Puedes afirmar, con seguridad, que el cenicero está sobre la mesa o que la lámpara está apagada. Sin embargo, tu afirmación podría ser falsa, pues puedes tener fiebre o haber visto mal. Bastaría con que otros también observen que el cenicero está allí donde dijiste: ésa sería la verdad consensuada sobre la posición del cenicero. En la película Una mente maravillosa, el protagonista utiliza un método práctico / científico para saber si está alucinando o no, que consiste en preguntarle a otros: «¿Tú ves lo que yo veo?» 

• Entonces, la mente flexible se opone al relativismo fanático en el que cualquier cosa es verdad y nada es mentira. Un paciente con un prejuicio sexista defendía sus distorsiones con la trillada frase: «¡Ésta es mi verdad!» Como si se tratara de un bien ganancial y la hubiera adquirido en cualquier tienda. Réplica: «Puede que sea tu verdad, pero estás equivocado; la verdad es que las mujeres no son inferiores.» 

• La mente flexible se resiste al fundamentalismo, porque piensa que cualquier principio o código puede discutirse. No acepta el dogmatismo, porque el absolutismo se opone a la realidad y a las leyes de la probabilidad (puedes estar equivocado). Y repudia el oscurantismo debido a que la falta de información te sumerge en la más crasa ignorancia.


Extracto del libro:
El arte de ser flexible
Walter Riso

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...