jueves, 5 de mayo de 2016

EL PORVENIR


Mientras peinaba la muñeca, Rita anunció:

—Cuando yo sea grande, voy a ser música.

Horacio Tubio, que estaba leyendo el diario, levantó la vista por encima de los lentes:

—Qué buena noticia —dijo, y quiso saber qué instrumento iba a tocar.

—La flauta —dijo ella.

Horacio se comprometió a ir a su primer concierto:

—Allí, en primera fila, estaré yo, para aplaudirte.

Rita lo miró, acostó la muñeca, se encaramó al sillón y se puso a sumar con los dedos. Sumó y sumó, de dedo en dedo.

Después, meneó la cabeza y, muy suavemente, dijo:

—Mirá, tío. A mí me parece que no vas a poder ir, porque vas a estar un poquitito muertito.

Tomado de:
Cuentos de Galeano en la Jornada
Eduardo Galeano
Fotografía de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...