miércoles, 5 de agosto de 2015

PIENSA BIEN QUÉ QUIERES


Cada cosa en su tiempo. Argumentos para poner la edad en su sitio.

1. PIENSA BIEN QUÉ QUIERES

Si eres una persona que se ha enamorado de alguien que por su edad podría ser tu hijo, piensa bien qué es lo quieres: ¿aventura o estabilidad afectiva? Sabes que con los años la diferencia cronológica se hará más marcada y necesitarás una pareja comprometida y que te ame de verdad. Piénsalo: ¿estás en condiciones de no sentir celos, miedo al abandono o al rechazo a medida que pasen los años? Insisto: si tu meta es divertirte, ¡pues hazlo!, pero si lo que quieres es establecer una relación con futuro, repasa bien los hechos. ¿Podrás manejar la diferencia en intereses, gustos y demás? No pienses en lo que sientes ahora, porque el enamoramiento te hará ver todo de color de rosa. Adelántate un poco e imagínate dentro de veinte años. Haz el ejercicio muchas veces antes de tomar una decisión. ¿Por qué con la «cabeza fría»?: porque el corazón puede llevarte a cualquier parte y con quien sea. Mientras no te inventes un cuento de hadas, habrá opciones.

Extracto del libro: 
Manual Para No Morir de Amor 
Walter Riso
Fotografía de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...