miércoles, 11 de febrero de 2015

TRUCOS DE LA MENTE


Este es el problema de todos los buscadores espirituales. Tarde o temprano la mente empieza a jugar malas pasadas.

Alguien verá luces, otro empezará a oír sonidos, alguien comenzará a experimentar otra cosa. Y el ego dice: «Esto es algo grande... solo te sucede a ti. Es raro. Eres especial, por eso te sucede a ti». Y uno empieza a cooperar. 

No le prestes mucha atención... ¡desentiendete de ello! Uno ha de vaciarse por completo. La única experiencia espiritual que merece la pena llamar espiritual es la experiencia de la nada, del vacío... lo que los sufíes llaman fana, la desaparición del ego. Esa es la única experiencia espiritual... lo demás son simples trucos de la mente. Y la mente es capaz de crear muchas cosas. Puede empezar a alucinar, puede tener visiones, Cristo y Buda... La mente posee la capacidad de soñar... se puede soñar incluso con los ojos abiertos. Cuando ves a Jesucristo delante de ti, ¿cómo no creerlo? Pero Jesucristo no está delante de ti... es tu proyección. 

Por eso los maestros zen dicen: «¡Si te encuentras con Buda en el camino, mátalo!». Tienen razón. Parece sacrílego, muy irrespetuoso decir que si te encuentras con Buda en el camino tienes que matarlo, pero es muy cierto. En el camino conocerás a Buda, a Jesucristo o a Mahoma... eso no es lo importante. Te encontrarás con cualquier cosa para la que hayas sido condicionado en la infancia. Aparecerán los grandes maestros espirituales y los lamas tibetanos, y veras que está sucediendo algo importante. Y encontraras a personas necias que te apreciarán. Dirán: «Sí... Tu rango sube más y más cada día, estás llegando a puestos más elevados». No escuches a esas personas.

Extracto del libro:
DÍA A DÍA
Osho
Día 269
Fotografía tomada de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...