lunes, 9 de febrero de 2015

¿CÓMO SE RECONOCE LA AUSENCIA DE EGO?


Cuando surge la ausencia de ego, podemos reconocerla como tal: un momento de frescura, la percepción clara de un olor, de una impresión visual o de un sonido, una sensación de apertura a las emociones o pensamientos en lugar de cerrarnos en nuestros egos limitados y estrechos.

Cuando percibimos la amplitud de nuestras vidas, cuando sentimos un silencio en el diálogo continuo que mantenemos con nosotros mismos, cuando notamos de repente lo que tenemos ante nosotros, cuando miramos la realidad de manera fresca, clara y sin retoques, podemos reconocer estas experiencias como ausencia de ego. No tiene por qué ser algo muy importante; la ausencia de ego está constantemente a nuestra disposición en forma de frescura, apertura, deleite en las percepciones de nuestros sentidos.
Curiosamente, también experimentamos la ausencia de ego cuando no sabemos qué está ocurriendo, cuando hemos perdido nuestro punto de referencia, cuando recibimos un impacto y nuestra mente se para.

Podemos notar nuestras reacciones a estos hechos. A veces nos abrimos más; otras nos cerramos rápidamente.

En cualquier caso, cuando la ausencia de ego ocurre en nuestras vidas, podemos reconocerla como tal. Podemos percibirla, mostrar curiosidad, tomar conciencia de nuestras reacciones y de lo que ocurra a continuación.

Extracto del libro:
Cuando Todo Se Derrumba
Pema Chödron
Fotografía de Internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...