sábado, 25 de octubre de 2014

EL SEXO, UN ENCUENTRO ESPECIAL


La actividad sexual de todos empezó con el
contacto erótico y sensual con el propio cuerpo.
La masturbación no tiene nada de malo, es
maravillosa una gran fuente de placer
independiente, pero tiene un solo problema:
no es suficiente. Si uno quiere mas... entonces
tiene que buscar mas allá, y lo primero que saldrá
a buscar es otra mano parecida a la propia.

Este es el descubrimiento de la homosexualidad,
por la cual transitamos todos por un tiempo, la
actuemos o no. La homosexualidad no tiene nada
de malo, es maravillosa, puede dar mucho placer,
pero tiene un solo problema: no es suficiente. Si
uno quiere mas... entonces, tiene que complicarse,
tiene que buscar lo diferente. Y la complicación
es enredarse con el otro sexo.
Este es el descubrimiento de la heterosexualidad..
Por su puesto, la heterosexualidad no tiene nada
de malo, es maravillosa, y uno puede obtener gran placer de ella, pero tiene un solo problema: no es
suficiente. Si uno quiere mas... entonces tiene que
llegar a la abstinencia y a la meditación.
Pero antes de llegar ahí hay que haber tenido
todo el sexo que uno desee. Porque a la abstinencia
nunca se llega antes de sentir que todo el placer
encontrado ha sido insuficiente

Bagwan Shree Rajneeh (Osho)

Me gusta citar a Osho cuando empiezo a hablar de la sexualidad, porque aunque no acordemos del todo con alguno de sus planteos (no creo que yo pueda llegar a ese descubrimiento de insuficiencia que me lleva a la abstinencia...) ciertamente, la sexualidad genera mas de una complicación. Pero como la naturaleza siempre hace las cosas con algún sentido, esta complicación debe tener uno . ¿Cuál es el sentido?.

La procreación en si misma no alcanza a justificar tanto desarrollo, pues existía antes de la sexualidad. Antes de la aparición de las especies sexuadas. La biología nos muestra que los seres vivos se reproducían (división celular, brotación, etc.).

La pregunta se reformula: ¿Por qué la naturaleza inventa la procreación sexual?.

Y una de las respuestas que enseña la biología es: Por la evolución.

Si una célula madre da origen a dos células simplemente dividiéndose por la mitad y cada una de las hijas se transforma en una célula nueva y joven, cada progenie resultará forzosamente idéntica a la original, dado que se gesta a partir de la original, dado que se gesta a partir de la información encerrada en el código genético de su madre.

Para poder dar origen a una descendencia diferente del progenitor, para asistir a la creación de algo distinto, hace falta que haya diferencia en el material genético entre las generaciones. La forma que la naturaleza encontró fue conseguir que dos células diferentes se cruzaran entre si y entremezclar su información generando así células distintas de ellas mismas.

Aparece entonces la posibilidad de que la cruza genere variación y, por lo tanto, evolución.

Sólo desde el intercambio entre sexos se puede producir una procreación que genere evolución.

Para la biología, la heterosexualidad es la conquista de ese camino evolutivo. También entre los humanos la homosexualidad es muchas veces un tránsito hacia la heterosexualidad.

Desde mi opinión personal, lo único que los homosexuales se pierden, si es que se pierden algo, es el contacto con lo diferente. No es lo mismo estar hablando con un amigo que con una amiga, no es lo mismo lo que pasa al compartir una experiencia de trabajo con una persona del mismo sexo que con alguien del sexo opuesto (odio esto del sexo opuesto pero me parece tan estúpida cualquier otra manera de decirlo que me resigno).

El contacto entre un hombre y una mujer genera de por si evolución, genera la posibilidad de conquistar a partir de lo diferente nuevos espacios de desarrollo.

La suma de la mirada femenina y la mirada masculina, que se consigue en gran medida por el solo hecho de pertenecer a otro sexo, nos enriquece siempre.

Esto conduce a pensar que la sexualidad, mas allá de su función procreadora, tiene para nosotros además otra función importantisima: Favorecer el encuentro entre otro y yo.

El sexo es un punto mas de encuentro entre los seres humanos y , como tal, un aspecto mas de su posibilidad de comunicación.

Y por supuesto (con o sin el acuerdo de Osho): el placer.

Extracto del libro:
El Camino del Encuentro
Jorge Bucay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...