jueves, 11 de septiembre de 2014

EL CORAZÓN ROTO


Un corazón roto está bien. Acéptalo con gozo. Deja que exista, no lo reprimas, porque la tendencia natural de la mente es reprimir cualquier cosa dolorosa. Al reprimirlo destruirás algo que estaba creciendo. 

El destino del corazón es que lo rompan.
Su objetivo es ese... ha de estallar en llanto y desaparecer. El corazón ha de evaporarse, y cuando eso suceda, exactamente en el lugar que ocupaba, llegaras a conocer el verdadero corazón. 

Este corazón ha de romperse. Cuando se haya deshecho, de pronto llegas a conocer un corazón más profundo. Igual que una cebolla, la pelas y debajo hay, una nueva capa.

Extracto del libro:
DÍA A DÍA
Osho
Día 250

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...