jueves, 15 de mayo de 2014

EXPECTATIVAS


Si no hay deseo, si no tienes idea de lo que debería suceder; si careces de idea, entonces las cosas suceden. 

Las personas que tienen grandes deseos jamás pueden sentirse agradecidas, porque, pase lo que pase, siempre es ínfimo comparado con sus deseos, es poca cosa.
Y como no puedes sentirte agradecido, muchas más cosas que podrían haber tenido lugar ya no suceden, porque solo podrían pasar a través de la gratitud. De modo que te ves atrapado en un círculo vicioso: deseas demasiado, y debido a ello no puedes sentirte agradecido. Pase lo que pase, no le vas a prestar atención; simplemente lo soslayas. Y entonces te vuelves más y más cerrado. 

Si no hay deseo, si no tienes idea de lo que debería suceder, si careces de idea, entonces las cosas suceden. Son cosas que ya están pasando, pero lo que cambia es que tu le prestas atención. Te sientes tremendamente emocionado porque ha sucedido y no habías esperado nada. Si al salir a la calle esperas encontrar mil euros en la acera, y solo te topas con un billete de diez euros, dirás: «¿Qué hago aquí?». Pero si no esperaras esos mil euros, un billete de diez euros es estupendo... Y si hubieras estado agradecido, entonces de la misma fuente de los diez euros podrían llegar diez millones. Pero seguirá sintiendo agradecimiento.

Extracto del libro:
DÍA A DÍA
Osho
Día 235

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...