miércoles, 13 de noviembre de 2013

GURÚ


Maestro, quisiera ser un gurú lleno de sabiduría y juntar multitudes, como tu. ¿Debo abandonar el mundo y dedicarme a la oración y a la meditación? No hijo, sólo debes dejarte crecer la barba y el pelo y pintarlos de blanco, aprender a poner ojos tristes, sentarte en loto y vestirte con túnicas de color fuerte.

Todas las bellacadas que se te ocurra decir tus eventuales adeptos ya las han pensado pero no se atreven a expresarlas; quieren oírlas.

Cuento zen #3
Cuentos Zen para la Vida Diaria y los Negocios

Diálogos para una aproximación zen a una vida plena
Mariano Merino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...