martes, 26 de noviembre de 2013

ENFERMO


Maestro, estoy enfermo y me duele todo el cuerpo; mis amigos/as me ofrecen imponerme las manos, ponerme piedras en mi espalda, hacerme reiki a distancia, flores, aromas. ¿Qué hago?
Hijo, acepta todo lo que te ofrecen tus amigos/as para no defraudarlos pero cuando se vayan ve a un hospital, que si estás enfermo y te duele algo es porque allí hay contagios e inflamaciones en el cuerpo, no en el alma.

Cuento zen #13
Cuentos Zen para la Vida Diaria y los Negocios

Diálogos para una aproximación zen a una vida plena
Mariano Merino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...